EL NUEVO IPHONE X

UN NUEVO INTEGRANTE EN LA FAMILIA APPLE: EL IPHONE X

En su ficha técnica nos encontramos con numerosas novedades, giros y cambios respecto a las bases que Apple había mantenido para el iPhone en estos diez años.
Las mayores novedades las encontramos en la pantalla y el diseño, a partir de cuya revolución también cambia la manera en que Apple pretende que interaccionemos con el smartphone.
El diseño del iPhone X se mueve alrededor de una pantalla de 5,8 pulgadas que curiosamente da lugar a un iPhone de menos altura (143,6 mm) y más manejable que el iPhone 8 Plus con menos diagonal. A destacar el ancho de 70 mm, y el grosor, inferior a los 8 mm. Su peso es de 174 gramos.

FACE ID

El sensor facial o Face ID se sirve de sensores de infrarrojos para detectar nuestra cara desde diferentes ángulos e incluso con rasgos parcialmente ocultos. Según Apple, el reconocimiento es en 3D, lo que evitaría que una simple fotografía o máscara se usara para desbloquear el terminal.
CARGA RÁPIDA (E INALÁMBRICA)
Si bien la autonomía, sin ser de las mejores, cumplía en los pasados iPhone, el tiempo de carga de los teléfonos de Apple era una auténtica pesadilla. De nuevo ahí los rivales le sacaban una ventaja enorme.
Con la carga rápida queda solucionado ese hándicap. Y veremos si la carga inalámbrica que estrena el iPhone X, queda como con otras marcas en el olvido o logra potenciarse. Ahí ayudará que Apple haya sido sensato y apostado por un estándar como Qi.

FIN DEL TOUCH ID

A falta de hacer pruebas y más pruebas con Face ID en diferentes situaciones de luz y entornos, el fin del Touch ID y la huella dactilar como método de identificación nos deja muy tristes. Funcionaba tan bien que pese a la mejora en seguridad que Apple dice que aporta la identificación facial, creo que la echaremos de menos.

Paquetes de Datos- iPhoneX